El ojo ve, el cerebro codifica, el cuerpo se mueve. Mediante un completo programa de ejercicios se pueden entrenar las habilidades visuales

 

El método SVTA permite integrar la visión con el movimiento con el fin de optimizar las habilidades y los gestos técnicos propios de los distintos deportes y con el objetivo de potenciar las áreas visuales que permiten tener una buena percepción en la práctica deportiva.

Un atleta entrena sus músculos varias horas cada día para mejorar su rendimiento deportivo. Levantamiento de cargas pesadas para conseguir más fuerza aumentando la respuesta de las fibras de contracción rápida, movimientos rápidos y enérgicos para activar las fibras de contracción lenta y conseguir con ello mayor resistencia a la fatiga.

Diferentes tipos de ejercicios, distintos planes de entrenamiento para obtener mejoras en todos los campos posibles para optimizar los resultados en competición. El presente y el futuro pasa por el entrenamiento total para conseguir alcanzar un nivel deportivo total, considerando al deportista un “todo” formado por diferentes “partes”, cada una de las cuales cuenta con idéntica importancia.

Ciencia y tecnología están en constante evolución para poner al alcance de estos deportistas cada vez más y mejores herramientas para lograr los objetivos anhelados. ¿Sabías que todo tipo de movimiento depende fuertemente de la visión y de cómo el sistema visual procesa los estímulos de su entorno de juego? No es de extrañar que científicos e investigadores hayan centrado sus estudios en este campo. Disponer de una buena visión es indispensable para ser un buen deportista.

Debido a que más del 80% de las informaciones pasan a través del canal visual, es fundamental considerar también este canal de percepción en las rutinas de entrenamiento. Además, hay que tener en cuenta que la visión es una función que se aprende y que, por lo tanto, se puede potenciar, con el objetivo de reducir al máximo los tiempos de reacción y favorecer así una respuesta inmediata y de mayor eficacia en cualquier condición de juego, tanto de entrenamiento como de competición.

Atendiendo a esto y a las inmensas posibilidades que ofrece, uno de los avances más significativos de los últimos tiempos llega de la mano del método S.V.T.A., desarrollado en la última década por la Science Vision Training Academy.

 

ENTRENAR LAS HABILIDADES VISUALES

Imagina un entrenamiento que te permita optimizar los tiempos de reacción, es decir, la respuesta motora que tu cuerpo efectúa en cualquier tipo de gesto, desde que tus ojos perciben el estímulo. El proceso es el siguiente: el ojo ve, el cerebro codifica, el cuerpo se mueve. Mediante un completo programa de ejercicios se pueden entrenar las habilidades visuales y, con la ayuda de un optometrista especializado en visión deportiva, detectar posibles anomalías de la visión que estén afectando la performance deportiva.

Deportistas de élite de todo el mundo han adoptado el método SVTA para mejorar el rendimiento visual aplicado a obtener respuestas inmediatas y de mayor eficacia ante estímulos propios de sus deportes.

Hablamos de ventajas tan relevantes como la automatización de procesos y gestos motores complejos a través del entrenamiento de las habilidades visuales.

Pensemos en deportes que requieren un tipo de respuesta superior y alto control visual, como los deportes de raqueta (tenis, pádel, bádminton, pingpong), el boxeo o las artes marciales, el fútbol, el rugby, el balonmano, los deportes de motor, el tiro al plato y un largo etcétera. Este tipo de entrenamiento conlleva importantes ventajas a la hora de mejorar en los resultados de todos ellos.

EL MÉTODO SVTA Y EL DEPORTE DE ÉLITE

Este método fue creado y desarrollado por Andrea Cagno, Optometrista e Instructor de Tenis italiano. Se ha ayudado de diversos colaboradores en su desarrollo, entre ellos Massimiliano Rinaudo, Instructor de Tenis de la Federazione Italiana Tennis, y Paul Dorochenko, que ha sido preparador físico y deportivo de varios tenistas del Top 10; entre ellos Roger Federer, ex-número 1 del mundo.

Actualmente se emplea en diversos deportes, tanto individuales como de equipo, encontrándosemás extendido en su país de origen, Italia, donde el método se está aplicando en todas las academias de tenis de la Federazione Italiana Tennis, a todos los niveles de formación de los instructores, además de en la J-Medical, Clínica del equipo de fútbol Juventus de Turín, donde se emplea de forma habitual con los futbolistas, con la Federación italiana de rugby, así como con equipos de voleibol de la Superliga, como el Igor Novara Volley, con boxeadores profesionales y muchos más deportistas de alto nivel. También se está aplicando e investigando en distintos hospitales, con pacientes que presentan enfermedades neuro-degenerativas.

Resulta lógico que, ante los excelentes resultados obtenidos por deportistas de élite, el método se esté expandiendo con éxito por países de todo el mundo, como USA, Australia y España.

 

QUÉ CONSEGUIMOS SI ENTRENAMOS CON EL MÉTODO SVTA

1) Mejorar el rendimiento de deportistas de alto nivel en deportes que requieran una integración motora-visual importante; fútbol, baloncesto, tenis, voleibol, pádel, rugby, automovilismo, motociclismo, etc…

2) Mejorar la práctica deportiva y las habilidades de aprendizaje en deporte base o infantil.

  1. 3) Mejorar las capacidades visuales-motoras en alteraciones como estrabismo, ambliopía (ojo vago), problemas oculomotores y problemas visuales asociados al aprendizaje, imprescindiblemente bajo la supervisión de un optometrista.

 

UN EJEMPLO PARA QUE PRACTIQUES

A continuación explicamos un procedimiento utilizado en el método SVTA. Se trata de unos paneles realizados en un material resistente y adecuado para un uso intenso en el deporte en condiciones climáticas difíciles, ya que se puede mojar, lavar y dejar expuesto al sol sin que pierda color o se deteriore. Es decir, están perfectos para entrenar directamente en la cancha de juego, o colgándolos a las paredes del pabellón.

Tiras de pelotas rojo-azul

Utilizamos las dos tiras de pelotas rojo-azul y las dos referencias de colores incluidas en el Training Kit base SVTA o en el Training Kit completo SVTA.

Tiras de pelotas rojo-azul.

Situados frente a las dos tiras, colocadas entre ellas a una distancia variable (20-40 centímetros) combinamos e integramos movimientos oculares sacádicos con movimientos de las extremidades superiores que sujetan un balón medicinal ligero o un balón de fútbol o de baloncesto. En función de las referencias de colores, se realiza un movimiento de acompañamiento de la pelota en la dirección de un color o del otro, según la secuencia marcada en las tiras. También, en lugar que acompañamientos de pelota, podemos realizar rotaciones de caderas en una dirección o en la otra, según la secuencia de colores. Si queremos trabajar más a fondo la movilidad ocular y la consciencia periférica del deportista, tendremos que aumentar la distancia entre las dos tiras y acercarnos más a ellas.

Para aumentar la velocidad de respuesta podemos añadir, un metrónomo que marque el ritmo de cada movimiento. Podemos comenzar poniendo la velocidad del mismo a 60 ccp/ccpm (ciclos por minuto) e ir aumentando.

En progresión, podemos aumentar el nivel de dificultad del ejercicio y añadir tareas múltiples, para que el sistema se enfrente a una condición de estrés y pueda reaccionar y desarrollar nuevas habilidades que, una vez reforzadas y aplicadas al específico deporte, les permitirán ser más eficaz en situación de competición y de juego.

 

QUÉ RESULTADOS TENDRÁS CON ESTE EJERCICIO

  • Ya conocemos uno de los ejercicios de este método. Ahora hablemos de los beneficios que pueden aportar al deportista. Podemos hablar de un beneficio general: realizando el ejercicio, dependiendo del estímulo que percibimos en un momento determinado, lo procesamos rápidamente y ponemos en marcha una respuesta motora eficaz.
  • Pero los beneficios que obtendremos cubren un abanico mucho más amplio. Mejoraremos en los siguientes ámbitos:
  • Menor tiempo de reacción, mayor coordinación y mejor interpretación de la jugada en cada momento.
  • Mejores movimientos sacádicos (“saltos” de los ojos, importantes para seguir la jugada, sobre todo en deportes de pelota, y también en la lectura) y sin interacciones posturales. Es decir, aprendemos a mover los ojos y a seguir la pelota en nuestro campo visual sin que el resto del cuerpo o la cabeza acompañen el movimiento (eso implica, por ejemplo, que no perdemos nuestra posición de defensa ni provoco una activación del sistema vestíbulo-ocular).
  • Mejor control de la visión periférica y, por lo tanto, mayor consciencia del campo de juego, de mis compañeros, de los contrincantes…
  • Trabajamos sobre las asimetrías funcionales, para que ambas rotaciones de cadera sean igual de inmediatas y espontaneas. Este factor resulta importantísimo, por ejemplo, para el entrenamiento del boxeador.

Mediante el entrenamiento con éste y el resto de los paneles del kit y sus herramientas añadidas, resulta posible integrar:

  • Habilidades visuales
  • Habilidades cognitivas
  • Propiocepción
  • Equilibrio
  • Gestión del espacio/tiempo
  • Sistema vestibular/ocular

 

 

CÓMO AYUDA EL MÉTODO SVTA AL APRENDIZAJE DEL NIÑO

Pero no sólo el deportista puede beneficiarse de este método. Cualquiera puede obtener provecho entrenando con el SVTA. Uno de los ámbitos en los que mejor está encajando es el infantil, ya que la terapia visual, aplicada de una manera entretenida y motivadora para el niño, refuerza sus habilidades visuales aplicadas a los estudios y a los deportes a la misma vez, ya que trabajan jugando.

 

 

Las ventajas son palpables en su aplicación en niños con dificultades de aprendizaje, ayudando a desarrollar las habilidades visuales y viso-motoras. Tales habilidades evolucionan paralelamente con el crecimiento y el desarrollo del niño desde una perspectiva motora y visual, mediante el cumplimiento de distintas etapas indispensables, favorecidas por un ambiente enriquecido y cognitivamente estimulante (la mayoría de las cuales el niño lleva a cabo en el suelo mismo): es decir, se configuran como habilidades aprendidas y por lo tanto mejorables en un futuro en caso de necesidad.

Sin duda, la sensibilidad del cerebro a la experiencia varia a lo largo del tiempo, como coincidían Piaget hablando de estadios y Epstein tratando de cambios cerebrales en el siglo XX. Sin embargo, la existencia de esos periodos críticos, en los que el cerebro es más sensible a experiencias concretas, no implica que las habilidades que, por la razón que sea, no se han podido desarrollar adecuadamente, no se puedan entrenar y potenciar posteriormente. Como afirmó Movshon, “el periodo sensitivo nunca termina, hay un periodo prolongado de plasticidad para mayores áreas cerebrales visuales”.

A partir de todo esto se delinea el objetivo concreto del kit: favorecer un entrenamiento de las habilidades visuales y visomotoras indispensables en la vida diaria. En función del nivel de dificultad y de los objetivos de la terapia misma, es posible adaptar el uso de los paneles a distintas condiciones. Como planteamiento general, hay que pensar que más del 80 % de la información que recibimos (tanto en clase, como en el pabellón deportivo, como en el patio) pasa a través de nuestro sistema visual. Pasar una pelota de fútbol, al igual que hacer una operación de resta en la pizarra, implica movimientos voluntarios, dirigidos por nuestro cerebro y ejecutados por nuestro cuerpo mediante gestos de motricidad fina o gruesa.  Conscientes de ello, a lo largo de años de estudios, el profesor Cagno y sus colaboradores han ido desarrollando un kit completo de paneles con precisas características en tamaños, colores, formas y maneras de utilizarse. Los paneles, junto con otras herramientas específicas, como tablas vestibulares, carriles, trampolines y elementos de propiocepción, están orientados a favorecer la persona en el trabajo de integración de ojos, cerebro y cuerpo.

Cuando planificamos cualquier tipo de movimiento, el proceso puede prolongarse en la corteza frontal hasta durante siete segundos antes de tomar una decisión y que se ejecute cualquier tipo de gesto. De ahí que resulte tan relevante trabajar para favorecer este proceso con el objetivo de conseguir una respuesta más inmediata y se reduzcan al máximo los tiempos de reacción. Con ello se obtienen mejoras tanto en la práctica de deportes como en la escuela, actuando de forma positiva sobre el equilibrio psicofísico del niño (y también del adulto).

 

 

En cada ejercicio se expone al niño a situaciones de estrés controlado, con elfin de mejorar la aptitud delante de imprevistos y condiciones en las que resulta necesaria una respuesta inmediata (tanto en los deportes, como en los estudios).

Además, cada panel es un desafío para el niño, una lucha entretenida y que se puede modificar y ajustar según sus exigencias y sus deseos. Esto se convierte en una gran motivación. Cada logro va modificando levemente su autoestima y le estimula a superarse más y más, a colaborar con los compañeros y a animarse a conseguirlo. Es ésta la meta más alta que se propone la terapia: observar un niño alcanzar sus retos cada día es algo inestimable.

 

MÁS INFO:

SVTA ESPAÑA

Si quieres ampliar información sobre este apasionante tema, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en los siguientes enlaces o en nuestra sede, en la calle Colón nº 13, en Villajoyosa (Alicante), teléfono 96 685 24 40.

http://www.svta.es/

SVTA España. Sport Science & Vision Training Academy

SVTA España

SVTA España

mail:  info@svta.es