OPTOMETRÍA COMPORTAMENTAL

La optometría comportamental es la búsqueda del equilibrio de la visión con el resto de los sentidos y el correcto aprovechamiento de la información visual por el sistema nervioso.

En la evaluación optométrica que realizamos, no consideramos solamente la cantidad de visión sino también su calidad. Por ello, evaluamos distintas áreas que afectan a la visión cómo son el desarrollo motor, la percepción o los campos visuales, entre otros. Todas éstas capacidades están íntimamente ligadas con el aprendizaje y con el rendimiento de la persona.

En ocasiones, hay niños que presentan dificultades para el aprendizaje, que nos llevan a pensar que no quiere o no puede estudiar. Sin embargo, puede que tenga algún tipo de problema visual que le obligue a realizar grandes esfuerzos a nivel visual y que por ello manifieste una actitud más dispersa que los demás.

TERAPIA VISUAL

Con la terapia visual, que trabajamos dentro de la filosofía comportamental y neurocognitiva, tratando de crear nuevas conexiones neuronales, para alcanzar un buen uso del propio sistema visual a la hora de realizar las tareas diarias, consiguiendo así los objetivos de una forma mucho más sencilla y eficiente.

Resulta de vital importancia realizar una evaluación o seguimiento del desarrollo de la visión en edades tempranas con tal de poder corregir a tiempo posibles desviaciones que afecten a la percepción y aprendizaje del niño. En adultos, mediante un examen completo de todas las capacidades visuales y auditivas, podemos detectar si algunas carencias pueden estar afectando en la lectura, el trabajo, si llegan a producir sensación de mareo, desorientación espacial, inestabilidad emocional…

En Tomás Rocha Visión y Audición del Desarrollo y Aprendizaje, nuestro objetivo como equipo de profesionales es el de optimizar las habilidades visuales, auditivas y de desarrollo neuromotor del niño y del adulto, para que llegue a mejorar su capacidad en los estudios, el trabajo, deportes, ocio y en cualquier ámbito de su vida.