Muchos padres acuden a nuestra consulta comentando: “Es imposible ponerle el parche a mi hijo”, “Mi hijo tiene ojo vago y no sé qué hacer” o “su visión mejora, pero cuando le quito el parche, vuelve a bajar”, entre otras frases. Queremos ayudarte. Conoce un poco más la Terapia Visual.

Mi hijo tiene ojo vago - Parche

 

Empecemos por el principio: ¿Qué es el ojo vago y por qué puede producirse?

El ojo vago se define como una disminución de la agudeza visual de uno o ambos ojos, sin poder mejorarla con gafas o lentillas. Las causas pueden ser múltiples: por una menor estimulación de ese ojo en las etapas clave del desarrollo, un estrabismo o desviación del ojo que termina provocando un ojo vago… Es necesario hacer un correcto diagnóstico para saber cuál es la causa.

Es importante saber que no sólo se produce un disminución de la agudeza visual. Afecta a toda la visión central.

¿Qué significa esto? Que las habilidades visuales de ese ojo estarán disminuidas: capacidad de enfoque, movimientos oculares… Por esta razón, es crucial e insistimos en ello, un diagnóstico lo más completo posible.

Pero lo más importante, ¿qué se puede hacer para recuperar la visión de ese ojo vago?

Existe un tratamiento para la mejora del ojo vago: la Terapia Visual. Queremos que no vuelvas a repetir: “Mi hijo tiene ojo vago, ¿cómo puedo trabajarlo?”. Presta atención.

Mi hijo tiene ojo vago - Tomás Rocha Visión

La Terapia Visual es un entrenamiento personalizado y programado. Se trata de, a través de ejercicios dinámicos, entrenar a ese ojo vago para que consiga una mejor visión, y llevarlo hasta su máximo potencial, consiguiendo un entendimiento entre los ojos. Es este uno de los inconvenientes del parche u oclusión, no genera un grado alto de entendimiento entre ambos ojos. Entonces, ¿qué pasará cuando destapemos ese ojo? ¿Volverá a bajar la agudeza visual? Es probable. Tenemos dos ojos y necesitamos que se entiendan de la mejor manera posible. Es necesario estudiar exhaustivamente el caso, para poder plantear de la mejor manera cual es el tratamiento adecuado.

Esta es una de las ventajas de la Terapia Visual, no sólo estamos entrenando para que aumente la vista de ese ojo, nos interesa que existan unas perfectas habilidades visuales. Nos referimos a unos correctos movimientos oculares durante la lectura, una buena capacidad para hacer cambios de enfoque que se realizan, por ejemplo, desde la pizarra a la mesa o una correcta coordinación entre los dos ojos. Es la misión de la Terapia Visual: devolver o dar TODAS las capacidades visuales a ese ojo y mejorarlas aún más.

 

Mi hijo tiene ojo vago - Tomás Rocha Visión y Rendimiento

 

Estudios científicos han demostrado la eficacia y beneficio de los ejercicios visuales en el ojo vago o ambliopía y el empleo de las nuevas tecnologías, no sólo para conseguir una mayor agudeza visual, sino también en la coordinación entre los dos ojos (o binocularidad) de la que hemos hablado. De igual manera, se ha comprobado su efectividad a cualquier edad, rompiendo muchos falsos supuestos.

Por lo tanto, ¿crees que la terapia visual tiene beneficios en el tratamiento del ojo vago? No tenemos duda, así lo dicen los estudios.

¿Eras de los que decías ” Mi hijo tiene Ojo vago y no sé qué hacer “? Entra en el siguiente enlace para saber más sobre este problema visual y conocer el tratamiento para la mejora del ojo vago por el que puedes optar:

Haz click >> Tratamiento y Diagnóstico del Ojo Vago